jueves, 26 de febrero de 2009

lunes, 23 de febrero de 2009

Messenger

Ayer me desperté en el sofá abrazado a mi portátil y con una litrona de Mahou caída en el suelo. Como soy un chico precavido, la botella estaba vacía. Había recibido una solicitud de amistad en el Messenger. El nick era nombredemujerfriki68@blablabla.com. El mensaje de presentación tenía tela. Era algo así como ¡qué bonito es levantarme a tu lado y poder decirte al oidito “te quiero”! ¿Quién sería?, pensé yo. Un poco freak y un poco ñoña. Pero una mujer es una mujer. Y no es plan de tentar al destino. Nunca se sabe lo que hay detrás de una presentación así. ¿Qué significaría el numerito? ¿Sería alguna proposición, alguna amiga de cuarenta años o, simplemente, era la 68º idiota que se ponía ese nombre?
Dejé el messenger y abrí mi correo para leer los mails basura que habría recibido. El más spam de todos era el del delegado de clase de mi último curso de facultad. Se había acordado de mí y de otros cuarenta y dos compañeros porque no habíamos el euro de la orla que lucirá en las paredes de la facultad seis veces centenaria. ¡Manda huevos! Tan magna institución no tiene para pagar una jodía orla y enmarcarla. Además de putas, ponemos la cama. Después de seis años, siete en mi caso, tenemos que encargarnos de la decoración de sus paredes. Y todo por culpa de esta mente privilegiada y sus trapicheos raros. Es que es inaguantable hasta por mail: chistes malos, gracias estúpidas y frases en plan libros de autoayuda. Y si le pones su voz mientras lo lees te quieres pegar un tiro. El tiempo no pasa por algunos.
¿Y sabéis que es lo peor de todo?
Este personaje era
nombredemujerfriki68@blablabla.com

Pregunta de la semana

¿Por qué l@s niñ@s pij@s llevan palestina?

domingo, 22 de febrero de 2009

In dubio pro reo

Un minuto, una frase.
Un segundo, una palabra.
La fortuna es caprichosa,
El azar se quiere escapar,
El resultado siempre es incierto,
El crupier lanza la bola,
Y no da más.
Las consecuencias no siempre se miden.
Pero acaban apareciendo.
Se sufren, se viven,
Se saborean y se desprecian.
Pero nunca te abandonan,



Una hora, un día,
Un gesto, una torpeza.
Solo uno y todo está hecho.
La pelota choca contra la red,
Se desliza suavemente.
Se insinúa hacia adelante
Y al final caerá
En uno de los campos
Para repartir gloria y mierda.
Y cuando bota lo hace para siempre,
Con una cadencia silenciosa pero arrolladora.
Y no hay vuelta atrás.
Solo una cuenta que te une a un destino,
Que te lleva de un pasado por juzgar
A un futuro ya decidido.
Y todo en cuestión de una exhalación,
De un soplo, de un suspiro.
Y el camino ya está señalizado.
Al final, eres esa opción que no elegiste,
Ese mundo que rechazaste,
Esa senda que no recorriste.



Una semana, un mes,
Un crimen, un móvil,
Un reo y un sistema que funciona.
Todas las piezas de un ajedrez
Arrojadas sobre el tablero.
Tus palabras no importan
Porque siempre has estado en medio.
Donde no tenías que estar,
Con quien no debías ir.
Eres el paria de una sociedad
Que finge buscar justicia.



Uno, dos, siete años,
Diez años, tres meses y un día.
Por la ventana, los amaneceres nacen sin brillo,
Las noches mueren con una luz halógena.
La vida no fluye por caudalosos ríos
Y el tiempo se seca en el exangüe lecho
De piedras erosionadas que delata el estío.
No pienso, no rezo, no me masturbo.
Simplemente espero,
Me duermo a esperar que algo pase.
Y mientras tanto, leo



Un pinchazo, dos, tres, veinte,
Un periodo ventana
Y una elevación de anticuerpos
Mi cuerpo está sucio, corrupto, vejado.
Mis venas se escapan de la piel
Pidiendo algo más de vida.
Mis ojos se cierran por miedo
Y por vergüenza
Lucho contra el hastío
Y contra este proceso morboso
Que cada día va creciendo
Extendiéndose por mis entrañas,
Consumiendo poco a poco
Lo que me queda de alma.

jueves, 19 de febrero de 2009

El zoo II

Kevin es negro. Negro y buena persona. Auténtico. Empezó trabajando de lavaplatos y ahora es asistente de catering en Cameron Mackenna. No le gusta su trabajo pero es lo mejor que puede encontrar con su edad y su raza. Pasa los cuarenta años y es hijo de inmigrantes jamaicanos. Tiene un incisivo de oro, un bigote fino y abusa de una colonia que le da un olor varonil muy característico. Le gusta pasar desapercibido, no molesta a nadie y nadie se atreve a molestarle. Solo habla cuando debe y nunca hablará lo que calla porque no puede permitírselo.

lunes, 16 de febrero de 2009

El zoo I

Por esto fue llamado el nombre de ella Babel,
Porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra,
Y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.
Génesis 11:9







Vas es rumano. Es licenciado en Economía en Rumanía y trabaja de supervisor en el servicio de catering de la British Psychological Society. Es todo lo buena persona que le dejan, pero recibe hostias por todos los lados. Más que vivir, sobrevive en la jungla de hormigón londinense. Hace lo que puede por seguir adelante con mucha resignación y la poca dignidad que le queda. Tiene un cuerpo extraño: alargado y encorvado. Parece pertenecer a una generación que ha visto el hambre de cerca. Lleva cinco años en Londres y no cree que vaya a volver a su país hasta que se jubile.

jueves, 12 de febrero de 2009

Madurez

“Nuevo escándalo en el partido de Rajoy” encabeza El País seis de sus páginas. ¡Pobriño! Hay semanas en que es mejor no levantarse, debe estar pensando. A su ya debilitado liderazgo, se van encadenando sucesivos escándalos que afectan a los mismos que velan su cama de moribundo ¡Y encima tiene que salir en su defensa! Además de puta, pone la cama. Le saldría más cuento investigar los chanchullos, desvincularse de los presuntos corruptos y sustituirlos por otros con más sentido de partido.
Hace unas semanas nos despertamos con una historia de espías digna del mismísimo Chandler. Detectives privados, confidentes, matones… y Esperanza Aguirre. No faltaba de nada. Pero el sistema funciona bien. Cuando los tertulianos hicieron algo de ruido, se formó una comisión de investigación “para aclarar los hechos”. Un mes de zancadillas, un informe que no comprometa y asunto resulto.
Después de una semana y media de tertulias y una portada de El Jueves, cuando el escándalo ya rozaba el empalago, aparece un grupo de populares honrados y sacan a la luz una trama interna de “cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, fraude fiscal y asociación ilícita”. Está vez tampoco faltaba de nada: micrófonos ocultos, interlocutores tirando de la lengua, El Albóndiga, El Bigotes, un empresario corrupto presumiendo de información secretísima de políticos, un alcalde chuleando de casa en Miami… Todo son dolores de cabeza para el pobre Mariano. Y todo esto sin olvidar la alargada melena de Aznar que aparece cuando menos se los espera. Suerte que está Fraga para comparar a los políticos populares con Cristo.
Pero todo esto no hace más que apoyar la idea de ZP de que España tendría que participar en las cumbres del G-8. Parece que por fin ha alcanzado la madurez democrática: sus trapos sucios podrían servir para hacer una película. Eso sí, una película bastante mala. Pero, ¿qué se puede hacer con estos personajes? Además, los espectadores no perdonarían que no hubiera una escena de desnudos exigida por el guión.